La comarca lebaniega es tierra con un rico pasado histórico que conserva un legado de singular interés.

La presencia de monumentos megalíticos en los collados y zonas de alta montaña; las estelas funerarias, recuerdo de un pueblo que defendió valerosamente su independencia; las ermitas rupestres, testimonio de los primeros años de cristianización; los monasterios medievales, que en gran número se edificaron en los diferentes valles; las iglesias que conservan aún el románico, el gótico e incluso, el neoclasicismo, dentro de las diferentes etapas del arte.

En Santo Toribio es visita obligada la visita a su monasterio donde se custodia el Lignun Crucis, una de las reliquias más importantes del mundo ya que se trata del trozo más grande de la Cruz de Cristo que se conserva y que los monjes Lebaniegos custodian con celo desde el siglo IX.

Otro punto de gran interés es su Teleférico que nos permite desde Fuente De acceder al corazón de los Picos de Europa con comodidad.